En todo juicio lo recomendable es contar con un abogado de nuestra confianza para defender correctamente nuestros derechos y obligaciones.

Para la mayoría de los juicios no solo es recomendable, sino que es obligatorio. Por ello, no podemos ofrecerle una información concreta sin saber dos cuentones básicas:

  • Tipo de procedimiento.
  • Contexto del pleito.

Juicio penal sin abogado:

En un juicio por delito leve no es necesario acudir con abogado, Un delito leve, como su propio nombre indica, se trata de los delitos menos graves, se trata de la transformación de lo que en su día eran las faltas.

Ahora todo es delito, pero los menos graves suponen la no obligación de acudir con abogado. En cambio, el derecho penal afecta a los derechos personales y pueden tener tanto efectos civiles en lo que se refiere a la indemnización civil como en las posibles condenas a las que se enfrenta una persona en un pleito penal.

Por ello, desde nuestro punto de vista, acude siempre a un abogado, aunque sólo sea por resolver dudas y enfocar el juicio, será él el que te dé pautas y confirmará si es conveniente o no acudir con abogado y así será usted la que tome la decisión final de manera consciente.

No tengo abogada

Juicio civil sin abogado.

La mayoría de los procesos civiles requieren la intervención de abogado. En lo que se refiere a las reclamaciones de cantidad, será necesario si la cuantía del proceso es de más de 2.000 euros.

Un juicio civil siempre responde a una iniciativa entre particulares por lo que la gran mayoría de los procesos civiles podrían evitarse con entendimiento extrajudicial.

En caso de tener que contar con asistencia letrada, si la enfoca como asesoramiento preventivo obtendrá un abogado económico con independencia del importe de su minuta, pues siempre será ahorrativo la prevención del conflicto, tanto en tiempo como en dinero y preocupaciones.