El abogado de oficio es el abogado en ejercicio que es asignado por la lista del turno de oficio cuando a una persona se le reconoce el derecho a justicia gratuita.

Los baremos que se aplican para confirmar si una persona tiene derecho a abogado de oficio son diferentes en función de las cargas familiares. Pero los términos básicos pueden consultarlo en el siguiente enlace relativo a información sobre abogado de oficio.

El abogado de oficio tiene el mismo valor profesional que un abogado de pago, debemos desterrar la idea de que es mejor un abogado privado que uno de oficio, pues no es verdad. Todos los abogados somos valiosos, necesarios y compatibles.

Eso sí, el abogado de oficio tiene tres limitaciones:

  • Con el abogado de oficio no se puede elegir el abogado concreto, sino que será asignado por orden de lista. Hay personas que necesitan poder elegir al abogado para poder forjar una relación de confianza.
  • Para poder acceder al abogado de oficio hay que cumplir con los requisitos económicos establecidos a tal efecto. En ocasiones hay personas que necesitan abogado de oficio pues no tienen capacidad económica para sufragarlo, peros sus ingresos superan los requeridos.
  • Para poder ejercer de manera efectivo el acceso a abogado de oficio hay que esperar el tiempo de concesión, pues en muchos casos el trámite se demora semanas o incluso meses. Esto puede suponer una limitación para el ejercicio de la tutela, pues en ocasiones la necesidad es inmediata y no puede aplazarse ni demorarse.
Qué es el abogado de oficio

Qué es el abogado de oficio

Tiene la posibilidad de solicitar abogado de oficio, pero si tiene una necesidad inmediata que satisfacer, también puede analizar la posibilidad de consultar abogados económicos, pues la accesibilidad de la abogacía cada vez es más tangible.

La distancia que existía tradicionalmente entre la abogacía y la ciudadanía ya se está acortando en todos los niveles, de manera que el abogado cada vez más es un profesional de consulta cotidiana.